PAN DE AJO CASERO

Entre las¬†recetas saludables¬†que sientan bien en cualquier √©poca del a√Īo, queremos aconsejarte una que destaca tanto por su buen sabor como por su f√°cil preparaci√≥n.

Se trata de la de pan de ajo casero, la cual puede ser incluida, sin duda, entre las recetas de cocina mediterránea más ligeras y sabrosas.

Recetas saludables: pan de ajo casero

Comer este pan de ajo no supone consumir demasiadas calorías, aunque su cantidad depende también de las rebanadas que te tomes.

En todo caso, es una comida que se caracteriza por su versatilidad, puesto que puedes introducirla como picoteo de una comida al aire libre o aperitivo para una barbacoa.

A continuación, te contamos, paso por paso, las claves de la preparación de este bocado tan grato al paladar. Toma nota.

Compra los ingredientes oportunos

Lo m√°s importante, en esta selecci√≥n, es acertar con el pan, que¬†no ha de tener mucho grosor. Te recomendamos una barra grande que no tenga muchas migas, como las r√ļsticas o baguettes. Adem√°s, hazte con tres dientes de ajo medianos y no escatimes con la calidad de la mantequilla.

La preparación es clave

En este sentido, comienza precalentando el horno a 180 ¬ļC y disp√≥n una bandeja cubierta con papel sulfurizado. Asimismo, deja la mantequilla a temperatura ambiente para que su textura se ablande.¬†Pela tambi√©n los dientes de ajo y p√≠calos con una gran finura. Por √ļltimo, rebana el pan en unidades m√°s o menos igual de gruesas que un dedo.

Pasamos a mezclar

Los diez minutos que suele durar la elaboración de este plato (para sacar unas veinticinco rebanadas) se completan cuando echas la mantequilla en una olla y le pones 30 ml de aceite de oliva virgen extra, los dientes de ajo, 1 g de ralladura de limón, la pimienta negra molida y la sal en escamas o gorda. Ahora se trata de que hagas una buena mezcla con todos estos ingredientes, hasta que el resultado sea suficientemente cremoso.

De la olla a las rebanadas

Ha llegado ya el momento de untar cada uno de los trozos de pan con la pasta que has obtenido en el anterior paso. Te vas a ayudar, para hacerlo con versatilidad y sin dejar grumos, de un cuchillo especial para untar mantequillas o un pincel de cocina.

Tiempo de hornear

Pon las rebanadas en la bandeja que había preparado y métela al horno, donde van a tener que estar entre doce minutos y un cuarto de hora. Sácala cuando hayas comprobado que la mantequilla se derritió y el pan se doró suficientemente.

El toque del perejil

P√≠calo y a√Ī√°delo, como √ļltimo atractivo, a estos montaditos tan apetecibles.

Guarda lo que sobre del pan de ajo casero

Si es que sobra alguna rebanada, claro. No olvides que este producto va a seguir crujiendo al día siguiente, lo que lo hace muy preciado.

También puedes guardar los restos picados para hacer picatostes de gazpacho en cacerola.

En definitiva, entre las recetas saludables por las que puedes apostar, te recomendamos la del pan de ajo, porque pega mucho con un estilo de vida mediterráneo